El bien que le hace a la vida vestirse de rigurosa risa, intentar sonreír aún en el momento más difícil de la vida. A veces sólo decido no darle importancia a ciertas cosas y reír de las nimiedades, es la otra forma de ver la vida.

El tema me recuerda a Roque: "Ríete a todas luces, cariño./ Ríe en toda esta etapa de bella vecindad./ Ríete, ríete,/ aunque sea de mí."


1 comentarios:

Virginia dijo...

Si algo aprendí de Roque fue el culto a la jayanada y a la risa.

Culturosa.