Un día:
¿Ya sabías que la María anda con Pedro?
Si, Pedro el morenito.

Tres días después:
Allá por la Concha dicen que los vieron, 
dándose una gran topada.

Una semana después:
¡Juela! ¿Y ella que no andaba con Carlos?
A mí se me hace que anduvo con los dos al mismo tiempo.

Dos semanas después:
¿Y vos no la ves un poco más gordita?
¿será que se les paso el agua a estos bichos?

Tres semanas después:
Y dicen que no es de él,
que es del otro novio con el que anduvo antes, 
un tal Carlos.

Un mes después:
Es que yo desde chiquita le veía la cara...
esa misma, de putita.

Tres meses después:
Así dicen, 
que a tenerlo donde un tío va.

Cuatro meses después:
Y el Pedro, el morenito,
que para el norte agarró me contaron hoy.

Seis meses después:
En un comedor esta trabajando.
Si, de cholera.

Nueve mesesdespués:
¿Lo perdió?
Por puta le pasa eso...

Historia verdadera:
A la María le gustaba Pedro.
Platicaban de vez en cuando.

1 comentarios:

Samuel dijo...

He visto tantas historias así. Lástima.