En teoría el plan era perfecto: entrar a la casa, llegar hasta su sillón, clavarle el cuchillo y salir de nuevo. Conocía la casa como la palma de mi mano, sabía cuál ventana estaba floja y cómo pegarle para que abriera. También conocía al maldito lo suficiente como para estar segura que cada noche, sin falta alguna, se dormía en el sillón frente al televisor viendo los resultados del fútbol. Y debido a que solía vagar por las noches por la casa, salir de ella a oscuras no seria problema alguno. Todo porque viví en aquella enorme casa con ese hijueputa por tres años. Nos hizo mierda a las dos, a la casa y a mi.
Así que, la noche que podía presentar una cuartada perfecta ante una eventual acusación, me acerqué a la casa guiada por la luz de la calle. No me preocupaban mis huellas en la nieve: dentro de cinco minutos desaparecerían.
Le di un golpe con la palma de la mano a la venta y se abrió de par en par. "El muy hijueputa no la ha arreglado todavía", pensé. Llegué al pasillo y desde ahí pude escuchar la estática del televisor: ya estaba dormido. Sin embargo, un ruido extraño, como un gruñido violento, me detuvo en seco. "Mierda, otra vez le dio cerveza al gato", me dije a mi misma. Esperé unos segundos para asegurarme que podía seguir. Luego caminé hacia la sala. Al llegar, lo vi de espaldas, sentado en el sillón. Era el momento que tanto había esperado: ahí estaba el maldito que me había robado los mejores años de mi vida, mi casa y mi dinero. Despacio saqué el cuchillo y me acerqué rodeando el sillón para tenerlo de frente. Quería acercarme para despertarlo y que supiera quien lo mandaba directíto al infierno. Sin embargo, cuando estaba ya a unos centímetros lo vi mas inerte de lo normal, desparramado en el asiento, la boca abierta y con espuma, y la cerveza, aún fría, regada en el suelo. Estaba muerto.
Salí de ahí corriendo y con una cólera terrible, maldiciendo como nunca al muy hijueputa que ni en eso me había permitido darme el gusto. ¡Mierda!

1 comentarios:

Genius dijo...

Impresionante!!!(Y)
que buen post!