Nos pusimos a tono con las celebraciones, y sí, entenderán que este es mi último post en campopagado para el 2009.

Y pues sí, normalmente hago esto en mi blog, desde el 2006 -me siento blogueramente vieja- .Pero lo haremos acá para compartir la emoción de prometernos cosas para cambiar y desearnos lo mejor. Pero no serán los personales, esos seguirán manteniéndose por allá, cuando toque. Sino mis deseos comunales, por así decirlos, lo que siento que nos harían bien a todos.

Tons, voy a sacar a pasear la maleta, tirar sal a un ladito del hombro, preparar las uvas, levantar la copa y primero decir los 12 deseos de las uvas virtuales:

1. Que El Salvador tenga una política de mitigación de riesgos y que cada vez se muera menos gente cuando llueve -sería bueno llamar a nuestro presidente Funes y que me viniera a leer, nomás tantito.

2. Que el señor Saca devolviera el pistillo que se robó y lo invirtiera en salud y educación (este sí es un sueño guajiro).

3. Que haya justicia, que se reconozca a los mártires salvadoreños.

4. Que hayan más espacios públicos seguros en El Salvador.

5. Que disminuya la violencia, no quiero seguir enterrando gente que se pudo evitar morir.

6. Que la crisis de los gringos nos afectara menos, o sea, espero alguna diversificación de nuestros socios comerciales, sería como bueno. Pero bueno, el ALBA no va, no está en discusión, pero haber qué pasa.

7. Que el señor premio Nobel de la paz, haga algo de lo que prometió y los salvadoreños que viven en los yunai estén mejor.

8. Que el señor premio Nobel de la Paz, actue como merecedor de ese premio y deje de servir al imperio de la guerra y la violencia.

9. Que la gente tenga memoria. ¿Qué pasó con el caso de los diputados del Parlacen? Que alguien se acostumbre a dar respuestas.

10. Que hayan menos niños quemados :) . Tan bonitas que son las luces y me gustan más que el ruido de los cuetes.

11. Que el mundial de fútbol sea entretenido, limpio, no tan comercial y que la gente no se le olvide lo que pasa a su alrededor por un marcador.

12. Y luego, salud, dinero y amor, para todos.

Y ahí acabo mi carta al niño Dios!




Mis propósitos blogueros:

1. Seguir con este ejercicio virtual de lo que es el proyecto Campopagado.
2. Escribir más en mi blog de economía para mover la ardilla económica que tengo en la cabeza.
3. Tuitear menos, bloguear más.
4. Chismosear menos en el facebook.
5. Ser más crítica y compartir la crítica, se me ha quedado tanto por decir en el tintero a veces de las coyunturas nacionales e internacionales, que me parece que la opinión de una hormiga es al final una opinión, pero el ejercicio de decir lo que uno piensa de manera estructurada es un acto ciudadano que debería ejercer con más frecuencia.

Son poquitos, pero los intentaré. Ahora les deseo lo mejor. Levanto la copita, la alzo, aclaro la garganta y les digo:

FELICES FIESTAS

Y que se oigan los cuetes!

Nos leemos en lo que será el 2010.

0 comentarios: