Einstein solía decir que el tiempo es relativo: "Pon tu mano en un horno caliente durante un minuto y te parecerá una hora. Siéntate junto a una chica preciosa durante una hora y te parecerá un minuto". Yo lo he comprobado en cientos de ocasiones, sobre todo por las noches, cuando el sueño es pesado: es hermoso ver salir el sol mientras hablas con una chica linda por teléfono (o por MSN), así no llega Morfeo. Tampoco llega con ciertas películas, programas o libros. Sin embargo, de lo que no nos podemos salvar es de los efectos secundarios del desvelo. Tipo 7 AM se puede sentir la cabeza pesada. A las 11, algo da vueltas por el cuerpo. Después de almorzar, se puede ver una cama de un lado a otro. La tarde se va de bostezo en bostezo, de café en café. Y la noche llega con sus manos tras nosotros, como enormes ramas de árbol enrollándose con fuerza. Algunos efectos son: amnesia (¿clase de qué? ¿hacer qué), lentitud (h-o-l-a), descuido (si se desvela no maneje, si maneja no se desvele), mal humor (no es mi problema pero conozco gente...) y el gato.
¿Vale la pena? Claro que si, pero únicamente por una chica preciosa y otros sueños similares.
*El gato: combinación de una serie de síntomas: mareos, nauseas, sueño, entre otros.

3 comentarios:

Clau dijo...

o sea que estás recientemente desvelado...mmm =)

EL SUM dijo...

bajo las condiciones al final mencionadas... definitivamente vale la pena.
Hasta falta te hace despues.

Gero dijo...

@Clau: un par de meses nada más. Y digamos que seguiré así hasta enero.

@El SUM: Verdá que si. Eso ayuda...