Roger Waters escribió este pequeño himno. Deliciosa canción que me estremece el alma nota a nota como muchas otras de Pink Floyd. ¿Qué la hace distinta? ¿Porqué apuro las teclas mientras suena al fondo ♫ Open your hearth... I'm coming home.. ♫? No sé, pero aproximémonos.

Mi vida es una especie de prolongación de diversas etapas anteriores. En cierto modo yo y usted vivimos etapas extendidas de nuestra niñez, o nuestra adolescencia. Yo por ejemplo vivo una niñez extendida cuando llueve, y puedo salir a empaparme el alma. Vivo una adolescencia extendida cuando sopla el viento a través de los pinos que están en la acera del frente de mi casa y me siento íngrimo.

Cada vez que mi alma se rebela ante la sensación de estar siendo apartado por el mundo al que creo pertenecer, escribo. Hablo para sentir que me noto, después de todo*. El papel aguanta con mis inseguridades mejor de lo que las toleran quienes me conocen o creen conocerme. Escribo regularmente desde la adolescencia, extendiendo desde entonces ese mecanismo de adaptación al mundo. Lo seguire usando hasta la muerte, creo. Y es que cuando escribo siento que alguien no me ignora: yo mismo.





* Uno termina escribiendo cosas descriptivas, como saberse fantasma en cualquier parte, pese a saber que ocupa un espacio superior al que ocupan dos personas abrazadas.

0 comentarios: