12 de Octubre de 1492. Rodrigo de Triana. Cristóbal Colón. Descubrimiento de una nueva ruta para Cipango.

Pero no. En realidad, casi 500 antes, cerca del año 1000, Leif Ericksson, un vikingo Islandes llega a la parte norte de America y es el primer Europeo en ver por primera vez esta tierra. Tierra que no era Cipango, sino un nuevo continente.

Y los “intelectuales” y “científicos” de los países Europeos, patrocinados y vigilados muy de cerca por la Iglesia, entre los que se incluye a Colón, de aquella época pensaban encontrar salvajes subhumanos que debían de ser domesticados para servir.

Pero no, encontraron sociedades agrarias, relativamente avanzadas, con pueblos con asentamientos definidos, con sistema de gobierno, con vías de transito y sistema de correos, con una casta de religiosos que jugaban a ser científicos que tenían sistemas numéricos, calendarios y otras deducciones científicas.

Y muchos de aquellos nativos se asombraron de ver gente de tez diferente, con vestidos y animales no conocidos y los confundieron con dioses bajados del cielo, y buscaron aliarse con ellos para derrotar a sus enemigos y establecer comercio con ellos.

Pero no. Los nuevos no eran dioses, sino mas bien gente avaricienta, malvada, agresiva, codiciosa y enferma. Y diezmaron, matando con armas sofisticadas o con tácticas avanzadas de guerra a aquellos pueblos, arrebantadoles sus riquezas y su cultura, violando y transmitiendo enfermedades desconocidas y sometiendo a la esclavitud mas vil a aquellos pueblos.

Pasaron los siglos y sociedades nuevas hechas de mestizos entre los europeos y los nativos se independizaron de Europa y se resolvieron ser soberanos de sus decisiones y destinos juntos como un solo pueblo.

Pero no. Hoy más que nunca, no somos independientes ni soberanos ni unidos. A lo largo de centurias, las clases “adelantadas” de cada país han obstaculizado los esfuerzos de unión para no perder su estatus, ni su poder. Vivimos a la orden de lo que ordenen los organismos financieros y las multinacionales, mientras que un solo país del continente adopta para su exclusividad el nombre del continente: AMERICA.

Pareciera que este es el continente de los espejismos. De las historias disfrazadas e incompletas, de la ocultación de la verdad a través de la ignorancia y el manipuleo. Manipuleo causado antes por la ignorancia y la falta de acceso a la información y ahora por la desinformación mediática.

Quizás lo único real de este continente sea su gente y su tierra, sus paisajes. Por eso, me gusta tanto la canción que un Europeo escribe para esta tierra de espejismos, que transcribo para cerrar este post:

[…]
América, América
me hueles a guayaba
a cordillera helada
a tierra verde
y lluvia tropical
me hueles a pradera
y a eterna primavera
me hueles a futuro y libertad

[…]
me hueles a emigrantes que se fueron
cantando una canción

me hueles a torrente y a quebrada
a sangre campesina derramada
para tu libertad

me hueles a mujer enamorada
querida siempre y siempre abandonada
soñando frente al mar...

0 comentarios: