Sin pecado concebida. Desde Navidad no me confieso. Es que, Padre, ya nuayo qué hacer, ya hice todo lo que podía: me emborraché, me caí de las escaleras, monté bicicleta y nada. Bueno, no hice todo, eso que me dijo la Nia Lety de puyarme con agujas de crochet me da miedo ¿Y si me puyo otra cosa? Ay, no. Es que me pasa por maje, Steven me dijo que me quería y le creí todito. Me va mal por tonta. Se lo juro, Padre, que yo pregunté, pero la Madre me dijo que era pecado y me dio pena seguir. La Yanci me dijo que podía probar con condón, pero Steven no quiso, dijo que no se sentía igual. Y que si de verdad lo quería, le iba a dar lo que quería. No, no lo puedo tener, mi mamá no ajusta con lo de la tienda y en el instituto me van a echar.

Soy una bruta, Padre.

1 comentarios:

EL SUM dijo...

bueno... por caliente y sumisa jajaja