La primera ley de la termodinámica declara que la energía del universo es constante; la segunda, que esa energía propende a la incomunicación, al desorden, aunque la cantidad total no decrece. Esa gradual desintegración de las fuerzas que componen el universo es la entropía. Una vez excluida (o compensada) toda acción de un cuerpo sobre otro, el mundo será un fortuito concurso de átomos. A fuerza de intercambios el universo entero estará tibio y muerto. Alguna vez ya no será más que calor: calor equilibrado, inmóvil, igual. Entonces, habrá muerto.

Jorge Luis Borges, Historia de la Eternidad


Siempre creí, cuando estaba en la cúspide de aquella pasión destructiva y autodestructiva, siempre creí que te odiaría por los siglos de los siglos si todo llegase a terminar*. Creí que estarías muerta, enterrada bajo un invierno eterno del cual ni el calentamiento global ni la calefacción terrible de la memoria melancólica te podrían sacar: el amor tendría que ser tan eterno como su revés. Pero la termodinámica nos garantiza que no se hará el invierno eterno, nunca; que el calor y sus bolitas de billar oscilarán entre los brazos de la destrucción y la creación, shiva/vishnú jugando amablemente en el sube y baja del parque más cercano rodeados de huestes de observerdores intrigados, será sandía será melón, será tu tata que está pelón. Que al final se hará un cementerio, no helado, no caliente, tibio, un equillibrio entre todas las partes del Universo venido a menos, moviéndose sin mover en una delgada capa de tiempo estático.
No es de extrañar, entonces, que yo te guarde como columpiándote en algunas de mis venas, todas las pasiones extintas, sin exigir ni tu sangre ni tu palabra, sin nombrar tu figura impunemente sobre la noche, sin tener que pedirle disculpas a tu novio ni a tu código de familia, y en su puesto sólo exista un tibio relevo de paz, de te deseo lo mejor y de paz.

*(a estas alturas estoy tentado a cambiar la conjunción condicional si por una que brinde más seguridad a ese tráfico mortuorio: cuando todo termine)

6 comentarios:

DeaR dijo...

¿dónde está aniuxa?

Genius dijo...

Sii dónde está ella???:(

Aniuxa dijo...

Muchachos pero elmajemplo me rescata siempre!!


Es que estoy en fin de trimestre... Y duermo poco tiempo, neuronas muertas y exámenes finales a veces me impiden colaborar- sobre todo con temas tan dijiciles

Snipe dijo...

A mí nadie me rescató. xD es por eso de mi post cholerísimo.

Genius... dijo...

Auch Aniuxa se te extraña! siempre gustan tus entradas, digo piensa en tus fans! jaja :P

Y es cierto lo de Snipe fue fue raro por llamarlo asi, no entendí :S nada de nada....

El mal ejemplo dijo...

jajaja. eso es lo malo. las más de las veces son los lectores los que necesitan ser rescatados de mí :P