Sábado, siete y treinta de la noche. Llego a la mesa y me siento con los amigos. Frente a nosotros, al otro lado de la mesa, están dos señoras, de esas que no aceptan su edad, junto a una niña, casualmente de la nuestra y muy bonita. Como es de esperarse, las señoras comienzan a socializar con nosotros, quizás por la niña, que es algo tímida. La música estalla de pronto y las parejas empiezan a poblar la pista. Son buenos tiempos, el perreo aún no esta de moda.
Le pregunto a la niña si quiere ir a bailar, Marcela creo que se llama. Las señoras, que resultan ser tías de ella, la animan. Pero repito, la niña es tímida. Las tías insisten y yo también. A mi lado, mi amigo René me ayuda, curiosamente insistente. Finalmente Marcela acepta pero sólo después de la cena.
Sirven la cena. Comemos rápido. Las tías han agarrado ya confianza con nosotros y nos hacen bromas. Nosotros les seguimos la corriente pero sin dejar de comer, sobre todo yo.
Finalmente terminamos. Le recuerdo a Marcela su promesa. Ella ya ha dejado a un lado su timidez y se pone de pie. También yo lo hago. René le pregunta a una amiga nuestra, la más cercana, si quiere ir a bailar. Ella acepta. Se llama Rosa.
Nos vamos los cuatro. Como todo caballero, dejo que pasen las señoritas. Me detengo unos segundos a admirar la pista, colmada de alegría. Cuando regreso en mi, veo a René bailando con Marcela, la niña a la que yo había pasado toda la noche tratando de convencer. Ella parece confundida pero no dice nada, perdida por el alboroto de la música. A mi lado, Rosa me mira y, sin articular palabra, comienza a bailar. Yo la sigo pero clavo una mirada de odio sobre René...
Más tarde le reclamaría, medio-en-broma-medio-en-serio. El comenzará a pedirme disculpas, una y otra vez. Y no parará hasta el sol de ahora. Maldito.

7 comentarios:

DeaR dijo...

maldito!!! jajajajajajajaja

ALX AND1N0 dijo...

jejejeje Definitivamente, tu chero René la hizo de canino, pero me permito señalarte el verdadero fallo my friend:

"Me detengo unos segundos a admirar la pista, colmada de alegría"

Colmillo, viejo. Que si el león se descuida, siempre habrán hienas que le ganen el botín :)

Por otra parte, coincido plenamente: eran buenos tiempos aquellos cuando el perreo aun no se asomaba en las fiestas...

iba pasando dijo...

je je je re-maldito!!!! eso no se hace!!

EL SUM dijo...

Maldito jajajajajaja
si hasta lagrimas me salieron al imaginar tu cara diciendo eso...

QueithCita dijo...

Maldito xD hahahahaha
se peels off definitivamente xD

SK Mario dijo...

juas! Crustáceo que cae en brazos de morfeo, es sujeto a ser arrastrado por flujo hidráulico en pendiente.

[Alecita ♥] dijo...

Jajajaja que canelo tu amigo :O te clavó el puñal!