--Veo el dibujo en la página amarilla y no soy yo (no te olvidés de quien sos). Pero ese dibujo tengo que ser yo, dentro de un mes y por una semana no seré yo.

-No parece tan grave.

--Pero no soy yo.

-Algún día tenés que cambiar.

--Sí, pero no hoy... Aunque vivir es ser otro u otra.

-¡Vaya!

--Pero no.


"Vivir es ser otro" escribió el hombre de los heterónimos, Fernando Pessoa. Al mismo tiempo se me viene a la mente eso que dice Eduardo Galeano: "La identidad no es una pieza de museo, quietecita en la vitrina, sino la siempre asombrosa síntesis de las contradicciones nuestras de cada día." No somos de ninguna manera seres estáticos, sino ese collage de emociones y de acciones. Pero yo "sé lo que soy porque estoy exactamente sabiendo lo que no soy (eso que ignoraré luego astutamente)." Ocultarse resulta quizás necesario y quizás terrible, a lo mejor las máscaras son un accesorio más cotidiano del que imaginamos.


2 comentarios:

Gero dijo...

Si, desde el buenos días al vecino hasta el buenas noches a la pareja. Quizás dure un poquito más.

Genius dijo...

José Ortega nos cuenta que...La vida es una serie de colisiones con el futuro; no es una suma de lo que hemos sido, sino de lo que anhelamos ser.

Pero es que vivir es como un gran teatro se abre el telón, tomas tu guión, tu papel, te pones la máscara y comienzas a interpretar...

bendiciones...