Toda la vida me la pasé engañado. Siempre me imaginé que el mejor modo de ganarse el interés de los demás tenía que ver con ser interesante. Claro, todos generalmente llegamos a los patines eventos sociales con los ánimos de llamar la atención de las demás personas, y lo hacemos con los comentarios más graciosos, las mejores historias; y todo esto de llamar la atención hacia nosotros lo probamos hasta el punto de hablar más fuerte y reír lo más posible. ¿Y funciona? Bueno, a veces. Especialmente si lo que se dice es realmente interesante para comenzar. A pesar de esto, llamar la atención hacia nosotros implica, sin a veces saberlo, que nosotros alejamos la atención de los demás.

Y eso es algo que nadie aprecia. Eso es bastante evidente, porque los humanos pareceríamos ser egocéntricos por naturaleza. El niño llora por la pacha, mamá va a traerla. El niño se cae, papá lo recoge... El niño cuenta un chiste, los amiguitos se ríen. Pero en la vida adulta, parecería haber un límite a la atención que cada persona tiene como derecho, especialmente cuando todos se pelean por ella. Por eso, a mi parecer, el mejor modo de ganarse el interés de cualquiera tiene que ver con darle toda la atención que quiera.

Parecería que ceder un poco de la atención propia y dársela a alguien funciona de maravilla con ellos. Vale más preguntarles sus historias graciosas que contar las nuestras; preguntarles sus gustos que comentar los nuestros. Y no hablo de ser hipócrita con la gente: interésese geniunamente por los demás, aunque sea una vez en la vida. Felicítelos por su cumpleaños, acuérdese de sus chistes, y dígales que caen bien.

Porque nadie quiere ser un equis en la vida, recuérdenlo.

8 comentarios:

JC Conde de Orgaz dijo...

Absolutamente correcto

EL SUM dijo...

Estoy de acuerdo. Tengo mejores recuerdos de la gente con la 'compartí' momentos o simplemente me escucho que de la que nunca paro de hablar...
Buen dia!

iba pasando dijo...

Una de mis fantasía de niño al ver los 4 fantasticos era ser invisible. Al final lo logré. He sido invisible muchos años, a excepción de algunos que pueden verme ( es que ellos tienen poderes también )

Al ser una incognita para los demás, y los demás presentar valores constantes predecibles para mí; da cierta sensación de control.

X.

Genius dijo...

Muy buena reflexión, claro a todos y todas nos gusta por una vez ser escuchados, me recordó una frase (por aquello del egocentrismo) "Hay gente que habla y habla, hasta que encuentra algo que decir..."

Bendiciones!!:)

Rodrigo Ramos dijo...

Esta fue la X que más me gusto.

Saludos.

Soy Salvadoreño dijo...

Este post es la meritita verdad...
En mi vida lo he comprobado millones de veces...

GioDurán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
GioDurán dijo...

Ver, Escuchar y dejar hablar.
Estuvo de ***** (5 stars) la entrada de esta semana amigo Snipe :D